dialoga en Lima y en Loreto

Internet: ¿El panóptico postmoderno?

La agencia de inteligencia del Reino Unido rastrea el tráfico mundial de telecomunicaciones para "controlar internet" y comparte información con EEUU.

Publicado: 2013-06-22

Al parecer, las afirmaciones de Julian Assange sobre los peligros de la Red de redes respecto a la privacidad tienen fundamento. Este viernes, el diario The Guardian informó que la Oficina de Comunicación del Gobierno (GCHQ) de Reino Unido cuenta con acceso a las redes de comunicación del mundo y almacena gran cantidad de información procedente de correos electrónicos, mensajes de redes sociales y llamadas , con el objetivo de “controlar Internet”.

Además, señala el periódico, la agencia británica comparte la información con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense. Esto gracias a que la GCHQ ha conseguido introducirse en los cables de fibra óptica de las conexiones mundiales y almacena durante 30 días la información que descarga. Estas operaciones, que reciben el nombre de Tempora, llevan realizándose desde hace 18 meses.

De esta manera, se registran llamadas, publicaciones en Facebook o el historial de un usuario, a pesar de que no tengan autorización judicial expresa que permita espiar a una persona en concreto. Estos documentos han sido facilitados por el exagente de Inteligencia estadounidense Edward Snowden.

La GCHQ comenzó este programa en 2010, cuando consiguió controlar las comunicaciones en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Según los documentos, la Oficina “conseguía más metadata que la NSA”, en referencia a los datos sobre comunicaciones sin precisar su contenido, aunque según los informes los 850.000 empleados de la agencia estadounidense tienen acceso a estos datos.

En este sentido, no estamos lejos de las aseveraciones de Michel Foucault. Sin caer en paranoias, hay que reconocer que somos una sociedad expuesta a ser controlada, vigilada y disciplinada. Como si estuviéramos presos, desde un panóptico, nos observan. La cuestión es ¿Para qué nos vigilan? Para asegurar el funcionamiento automático del poder, diría Foucault. Ahora, precisamente, se trata de entidades estatales. ¿Cuál será nuestro castigo?


Escrito por

Jorge Luis Paucar Albino

Estudiante de Periodismo en la PUCP. Interesado en temas políticos, sociales y medioambientales. jorge.paucar.albino@gmail.com


Publicado en

Para No Olvidar

"Si no estás prevenido ante los medios de comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido" (Malcolm X). Ejerciendo contrapoder.